domingo, 20 de diciembre de 2009

El manipulador y tus amigas

A muchas nos ha pasado eso de tener una relación con un manipulador.

Si ningún tipo es fácil, éste tipo de tipos lo es mucho menos, justamente porque es de los que necesitan dirigir la vida de los demás. A veces la de los amigos, a veces la de los padres, muchas veces la de sus empleados, pero siempre, siempre, tratarán de guiar (y no precisamente por la buena senda) la vida de la pareja y de sus hijos, si los tienen.

Una de las mayores broncas de todo manipulador es el espacio personal que su pareja pueda tener; y entre estos, el más importante es el que las mujeres tenemos con nuestras amigas.

El manipulador tratará por todos los medios de que su pareja quede lo más sola posible. Es muy común que todo comience con "A ésta no me la banco", o "Pero mirá cómo se viste", o "¿Qué? ¿con un novio nuevo? Esta es una loca". No es nada raro que la mujer entonces decida ver menos a sus amigas, por uno u otro motivo, y se vaya quedando cada vez más sola.

¿Por qué esa obsesión con las amistades?

La persona más fácilmente manejable es la que está sola. Las reuniones de amigas son un "peligro" para el manipulador, justamente porque los vínculos de amistad que generamos las mujeres son, en general, muy profundos. Solemos ser muy abiertas, sensibles, y tendemos a contarnos "todo". En ese todo (el manejador lo sabe muy bien) entran, por supuesto, los problemas de pareja.

Por eso es muy común que, frente a cualquier discusión, estos hombres respondan "seguro que te estuvieron llenando la cabeza". Estos comentarios, mezclados con una pizca de inseguridad son, para una mujer, un cóctel explosivo. ¿Quién tiene razón? ¿El hombre que elegí o las amigas (que también elegí)?

Nadie está del todo a salvo, porque inseguridades tenemos todos. El manipulador no es un tipo que la "tenga clara"; al contrario: suelen ser muy inseguros, por eso no soportan casi ningún tipo de planteos y se niegan a escuchar razones cuando, cualquiera sea la discusión de que se trate, están convencidos de tener, justamente, toda la razón.

No hay que confundir "el amor" con "entrega absoluta" de tiempo y espacio. Ni a un hombre, ni a una amiga, ni a un trabajo, ni a la casa, ni a nada. Una persona completa es la que puede diversificarse, enriquecerse con distintas actividades y también, por supuesto, con gente que la rodea. 

Es muy triste cuando estas mujeres "deciden elegir" a un hombre y nada más. Aquí reside el poder del manipulador: en saber que la mujer se quedó "sin redes". Una vez conseguido eso, es muy fácil para estos hombres continuar con su trabajo de araña. La única red, la única salvación, el único que está es él. Difícil, entonces, que la mujer tenga plena libertad para decidir, llegado el caso, si quiere seguir con él o no.

Todo, o casi todo, es cuestión de saber, querer y proponernos seriamente defender nuestro espacio.

8 comentarios:

El Viejo @gustín dijo...

Mile!!!
Pase, muy interesante respecto a lo del manipulador, en mi blog tengo algo asl respecto.
Pero Linda, hay una cuestión básica, quien le de bola de tus amigas o de las relaciones q formaron de pareja; NO ES TU AMIGA.

A mi me paso algo parecido, me tiraron un camión de mierda...
Analisis, depresión , medicación es el fruto de tan mala leche.
Pude Salir.

No llegues a eso o quoien sea q lo padece.

Sos una mina inteligente, poné la cabeza delante del corazón solo por una vez.

1 beso Amiga

tia elsa dijo...

El manipulador suele ser bastante hábil, de allí que pueda manipular cual titiritero al objeto de su amor? Pero ojo que también hay amigas/os, padres/madres, hijos, manipuladores. El que es así ejerce su maleficio sobre todos, su deseo es ese controlar la vida del otro y de paso ir sembrando dudas en el otro sobre los otros. Besos tía Elsa.

La candorosa dijo...

Este tipo de personajes, con solo leer su descripción ¡¡causan asfixia!! y creo que ese es el verdadero deseo: asfixiar.

Anular, bloquear, aislar... y todo lo que solo les sirva para seguir siendo los "reyes" (reinas) de la situación.
¡¡De terror realmente!!

Excelente perfil el que nos ha brindado en este post, doña!!
Además, debería ser de utilidad y/o advertencia para muchas y muchos...

¡¡Abrazazos!!

Milenius dijo...

@gustín: Por suerte, no me pasa. Pero justamente, lo más difícil, en cuestiones del amor, es poner la cabeza delante del corazón. Por muy inteligente que una sea, estos tipos enroscan y enroscan, y es muy difícil salir.

¡Besos!

Milenius dijo...

Tía Elsa: sí, hay de todo, como en botica. Pero creo que casi siempre quien lleva (más) las de perder es la pareja.

Y sí, justamente el mayor "talento" que poseen es el de seducir a quienes tienen a su lado para tratar de conseguir su objetivo principal: convertirse en el centro de la vida del otro.

Un beso.

Milenius dijo...

Candorosa: sí, asfixian, y matan cualquier iniciativa.

Ojalá le sirva a alguien, ¿no? pero, como decía más arriba, en cuestiones del amor, no siempre uno tiene la cabeza libre como para darse cuenta de las cosas...

En fin, se hace lo que se puede.

¡Besotes!

Laura dijo...

el manipulador no sólo necesita controlar a su mujer, lo traspola a todos los tonos de su vida y creo, como vos, que es totalmente inseguro

ese es el motivo fundamental de su comportamiento, seguro también es super celoso

y eso de compartir la vida total y absoluta con un hombre, la verdad no lo entiendo, a veces ni siquiera termino de compartirla conmigo misma...adoro mis espacios, mis tiempos y juro que los defiendo a muerte

besos y que tengas un hemoso año lleno de paz

Milenius dijo...

Laura: e vero... No sólo a su pareja, sino que le hacen la vida insoportable a todos los que lo rodean.

¡Ojalá todas pudiéramos pensar como vos todo el tiempo! Yo lo aprendí a los golpazos, je; y algunas no lo aprenden jamás...

¡Un beso grande y muy buen año para vos!